Hace tiempo ya también me preguntaba lo mismo y en todas no sabía que responderme, creo que se debía a la falta de confianza en uno mismo, ya que desde que somos niños nos dicen que el único talento que debemos tener es ser el mejor en el colegio y eso muchas veces trunca nuestras verdaderas habilidades.

Sé que te habrás preguntado alguna vez cuál es tu camino en la vida y has buscado y buscado incansablemente en muchos lugares y personas la respuesta, pero no has buscado en el principal lugar, que es dentro tuyo, yo sé que Tú tienes la respuesta, sino que no te haces la pregunta a tí mismo, y eso es un gran error…

Empieza por encontrar en tu interior esa respuesta y pregúntate a ti mismo: En qué soy bueno? Qué es lo que hago mejor? Cuál es mi talento natural? y te aseguro que encontrarás las respuestas por que te aseguro que solo un experto te puede decir cuanto vales, por ejemplo no le pidas a un panadero que te diga si eres bueno haciendo puertas, o a un Ingeniero que te diga si eres bueno curando pacientes.

Para ilustrarte mejor, te contaré una historia que escuché alguna vez y te la relato en mis propias palabras:

****************************** . ******************************

Hace mucho tiempo en una lejana región vivía un maestro que tenía un discípulo muy joven al que en alguna ocasión vio muy acongojado por que pensaba que no servía para nada, estuvo triste y pensativo por algunos días, hasta que este se decidió preguntarle a su maestro sobre el talento de cada uno y le rogó que lo ayudara a encontrar el suyo.

El Maestro al ver tan preocupado al alumno decidió ayudarlo pero con una condición, que como él tenía sus propios problemas primero el alumno debía ayudarlo a él primero y luego resolverían el problema del discípulo.

Es así que el maestro le dio al alumno una cadena con un dije muy raro para que lo vendiera en el mercado, y no recibiera a cambio menos de una moneda de oro; cuando el alumno estuvo ofreciendo el objeto en el mercado muchos de los transeúntes miraban la cadena por un momento y luego continuaban su camino sin preguntar por el precio, habían muchos que ni siquiera se acercaban a ver el objeto, solo algunos pocos al ver la cadena ofrecían unas cuantas monedas de cobre y solo uno de ellos ofreció 3 monedas de plata. Pero el alumno pensó que si lo ofrecía a ese precio su maestro se enojaría y no lo ayudaría con su problema.

Al caer la tarde el alumno se dio por vencido y decidió regresar a la casa del maestro, para luego contarle su aventura y el fracaso de la venta de la cadena con su dije. El Maestro río un poco y luego le dijo que no se preocupara tanto, ahora debía hacer lo mismo pero esta vez no debería ir al mercado sino al joyero del pueblo que tenía su negocio en el centro de la ciudad pero que ahora le pediría no una moneda de oro sino 80 monedas de oro. Nuevamente el alumno ya sin muchas ganas y pensando que sería una nueva pérdida de tiempo ya que hasta él mismo pensaba que esa joya no valí tanto como 80 monedas de oro, se dirigió al negocio del joyero.

Mas tarde grande fue su sorpresa cuando el joyero le ofreció 70 monedas de oro en el plazo de una semana o si deseaba el dinero ahora podría darle 50 monedas de oro!

El alumno ya frente al maestro le contó lo sucedido mientras le devolvía el collar con el dije, luego el maestro hizo sentar al discípulo y le interrogó si entendía porqué si antes no le ofrecían casi nada por el objeto ahora el joyero le ofrecía mucho más… A lo que el alumno respondió que aún no lo comprendía, entonces el maestro le dijo lo siguiente: No dejes que cualquier persona que no te conoce te diga cuanto vales, solo una persona, en experto podrá decirte cuanto vales, sabrá valorar tu virtudes y encontrará tus talentos ocultos; así como el joyero que fue el único que supo el verdadero valor de la joya.

****************************** . ******************************

Así es que te recomiendo que busques tu verdadero talento y no lo hagas valorar por cualquier persona, sino por un experto que realmente conozca del tema y sepa valorar tus habilidades.

Saludos

Jean Marco

Anuncios