Seguramente cuando piensas en frío lo más probable es que te imagines la antartida, pero ¿existe algún lugar habitable donde haga realmente un frio intenso?

Sí, ese lugar se llama Oymyakon, que significa “agua que no se congela” (debido a las aguas termales que emanan en su cercanía). En esta localidad viven alrededor de unos 2300 habitantes y según aseguran ha tenido un record de -71º C en el año de 1926.

A esta temperatura cualquier cosa se congela, haciendo que la vida realmente sea extrema, a partir de 52 grados bajo cero dan día libre en la escuela, la gente no puede caminar sin ropa de abrigo, los automóviles no se apagan durante el frío intenso pues corren el riesgo de no volver a prender, ya que la gasolina se congela.

A partir de los 64 grados bajo cero, uno puede oír cómo se hiela el aliento, siente cada hueso del cuerpo como si estuviera congelado y los escupitajos aterrizan en el suelo en estado sólido.

Esta localidad está situada en el noreste de Rusia, en una meseta a 750 metros sobre el nivel del mar: allí donde el invierno dura como mínimo nueve meses. Oymyakon debe su clima extremo a las cadenas montañosas que la rodean, y que impiden que escapen las pesadas masas de aire frío que cubren el valle como si fueran de plomo.

En el siguiente video se puede ver como la persona que informa sobre el clima en la villa explica que cuando empieza a hacer menos de -60º C hay problemas para respirar y si no llevas la suficiente ropa te podrías congelar en menos de un minuto.

Vía | El País

Anuncios