richard__mayumi_heeneCuenta una historia con el característico “había una vez…” – un niño que viajaba en un globo casero de helio que viajaba sin rumbo por los aires y sin control, con la posibilidad de producirse una gran tragedia, incluso muchos seguían el evento en vivo y en directo a través de una transmisión por la televisión.

Muchos se movilizaron siguiendo el globo y los equipos de rescate se encontraban en vilo y sentían hasta desesperación por saber como acabaría esta historia, el globo que parecía un platillo volador por su forma y color característico seguía en el aire y no bajaba.

Pero de repente la historia acabó y de forma extraña el niño no estaba en el globo sino estaba escondido en el ático de sus casa, ¿Qué había pasado?, ¿Habrá sido un truco? o ¿de milagro el niño no llegó a subir al globo y se salvó de un triste final?

Lamentablemente todo fue un truco publicitario ideado por los padres (que supuestamente son actores) y que incluyeron a sus hijos dentro de la trama. Ahora se sabe que todo fue un fraude “El motivo para la historia inventada era hacer a la familia Heene más comercialmente atractiva para un futuro interés de los medios”. Esto me hace recordar a un artículo que publique recientemente “El pulmón de Susan“.

Y yo me pregunto a mí mismo ¿Hasta donde llega la irresponsabilidad de los padres? que no solo ellos cometen errores sino que hacen que sus hijos sean parte de ello. Sé que el hijo de un delincuente está sentenciado a ser también delincuente por la influencia de los padres, pero ¿Qué pasa con los padres que parecen personas normales y sin problemas?

Hay muchas preguntas que tengo en la cabeza, pero la idea principal es que esto no continue y formemos a nuestros hijos con valores y no con irresponsabilidad creyendo que les estamos haciendo un bien; espero que estos padres sean castigados por criar mal a sus hijos; además de los otros cargos que tienen por falsedad y otros.

El niño y el globo es una historia que no ha tenido un final felíz para la familia Heene, pues aunque han conseguido su objetivo de volverse famosos, no les servirá para hacer una carrera de éxito, al contrario Richard y Mayumi Heene, padres del niño de 6 años serán enjuiciados por diversos cargos por los que tendrán que pagar por sus culpas; espero que realmente hayan aprendido la lección de no inmiscuir a los hijos en los errores de los padres.

Noticia y Foto | Yahoo

Anuncios