Héroes y bandidos son palabras que describen a personajes de la época antigua y relatos de aquellos que marcaron época en la literatura de los caballeros y princesas, pero ahora me parece que todo esto ha cambiado radicalmente y se ha volcado a internet.

Los héroes ya no son caballeros andantes con armaduras sobre caballos y con armas como lanzas, escudos y otros, y los bandidos no son del tipo de Robin Hood que roban a los ricos para darles a los pobres, que eran admirados por muchos.

Estos héroes de estos tiempos han cambiado y vienen en aviones, visten uniforme o ropa casual, utilizan sus manos y su mente para solamente ayudar sin esperar nada a cambio o por solo el hecho de su supervivencia.

Un ejemplo claro lo tenemos en el piloto héroe Chesley Sullenberger que realizó una maniobra excelente en el pilotaje de la aeronave repleta de pasajeros que luego de una falla logró aterrizar en el río Hudson, todos sobrevivieron.

Otro ejemplo más reciente es el caso del holandés Jasper Schuringa que se abalanzó sobre un terrorista y logró controlarlo evitando que este detonara un explosivo que iba a volar el avión donde viajaban.

Como ven son dos ejemplos de los héroes actuales pero parece que en internet muchos más siguen a los bandidos que a los héroes, este es el caso de un fugitivo que reta a la policía actualizando su Facebook y tiene casi 5000 seguidores, Craig Lynch, publicó en su cuenta “Feliz Navidad, lo hice” luego de haber fugado de prisión.

Pero no es el único, actualmente existe otro bandido que es prácticamente un ídolo en internet, apodado el ‘Bandido descalzo’ por su tendencia a deshacerse de sus zapatos antes de huir, ha sido catalogado como un genio por su propia madre.

El ladrón adolescente, Colton Harris-Moore, ha burlado constantemente a la policía y tiene una extraña forma de eludir a las autoridades, un ejemplo de ellos es lo que cuenta Un oficial del condado de San Juan dijo que casi capturó a Harris Moore en el bosque y lo tenía iluminado cuando el sospechoso “virtualmente se vaporizó” frente a él. Recuerda haberlo escuchado riéndose fuertemente después.

Estos son solo cuatro ejemplos de los héroes y bandidos actuales pero que no tienen nada que ver con los personajes que nos hicieron ver de niños en los cuentos…

Anuncios