Por las noticias que se tiene de Haití y las imágenes del lugar después del terremoto, se sabe que la mayor parte de la infraestructura de este país ha sido devastada y en realidad no cuentan con un departamento de apoyo logístico así que es difícil para los doctores de “Médicos Sin Fronteras” hacer su trabajo en Haití.

La electricidad y el agua son difíciles de conseguir; es por eso que han desarrollado lo que están llamando los Hospitales “Plug-and-Play”, que son carpas inflables con generadores y equipos de saneamiento que pueden funcionar sin conectarse a ninguna red.

Es una instalación impresionante que está haciendo indispensable el trabajo heroico. Si puedes, dona a “Médicos Sin Fronteras” para ayudarlos a seguir haciéndo lo mejor.

Vía | Dvice Imagen | BoingBoing

Anuncios